Con apoyo logístico de Piñera, Uruguay recibe sus primeras vacunas

MONTEVIDEO.- El gobierno uruguayo recibió esta madrugada la primera partida de vacunas contra el coronavirus gracias a la ayuda logística del presidente chileno Sebastián Piñera.

Cuando el vuelo llegó a Santiago, antes de seguir viaje a Montevideo en una aeronave chilena, el presidente Piñera expresó: “Uruguay y Chile somos países hermanos que tenemos una larga tradición de apoyo, colaboración y amistad. Estamos colaborando con Uruguay, de hecho, pudimos prestar el transporte para que las primeras vacunas pudieran llegar a Uruguay”.

Las vacunas de Sinovac llegan al laboratorio Calmette
Las vacunas de Sinovac llegan al laboratorio CalmetteGentileza El País Uruguay

Piñera dijo su gobierno “está colaborando con muchos otros países” y se refirió al “Prosur”, una coordinación de países de la región, que reemplazó a otras anteriores de gobiernos de izquierda que se nuclearon en la Unasur, hoy disuelta.

“Nadie asegura que no tendremos que volver a vacunar a nuestra población el próximo año” por lo que la colaboración entre las naciones sudamericanas “no ha terminado”.

Piñera hizo un guiño político a su colega uruguayo y envió un saludo público a Luis Lacalle Pou. “Porque está haciendo un gran trabajo”, dijo el presidente chileno.

Los primeros en vacunarse

El gobierno comenzó a agendar a los grupos que tendrán prioridad para la aplicación: mañana mismo comienzan con los vacunadores y el lunes seguirán con el personal de salud destinado a ejecutar el plan, a los docentes y trabajadores de la educación que el lunes inician el ciclo de clases presenciales, y también a policías y militares en actividad.

La primera partida que llegó a Uruguay fue de 192 mil dosis de la Coronavac fabricada por Sinovac, mientras que para próximos días aguardan más de este laboratorio de China, así como las compradas a Pfizer y las que corresponden por el sistema Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en este caso son las de AstraZeneca.

Sebastián Piñera después de vacunarse en Chile, el 12 de febrero pasado
Sebastián Piñera después de vacunarse en Chile, el 12 de febrero pasadoArchivo

El presidente Luis Lacalle Pou aseguró que en un plazo de dos meses el país estará recibiendo más de dos millones de dosis, para un país de 3,5 millones, de los cuales unos 2,7 millones están en el objetivo de posible vacunación.

La decisión del presidente es que la vacuna no sea obligatoria, que se aplique por estricto orden dispuesto por los asesores médicos.

Las vacunas partieron desde Pekín hacia Chile con escala en Sidney, en Australia.

Sin protocolo de recibimiento

El gobierno rechazó la idea de algún protocolo de recibimiento político de las vacunas y todo se limitó a personal habitual de la terminal aérea. La encargada de la torre de control del aeropuerto habilitó el ingreso a pista de la aeronave chilena y dio un mensaje al piloto, que quedó grabado y circuló anoche por redes sociales: “Señor: le damos una cordial bienvenida al Aeropuerto Internacional de Carrasco; para nosotros y para todos los uruguayos, es un orgullo recibir este histórico vuelo; les damos las gracias por traer las primeras vacunas al país”.

El piloto respondió: “Agradecemos por la recepción, es un orgullo como empresa y como piloto poder ofrecer esta ayuda para la terrible pandemia”.

Más información