El Hospital Alvear junto a la UNPSJB inauguraron la primera sala de simulación de Chubut

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Este viernes, el Hospital Alvear de Comodoro Rivadavia junto a la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) inauguraron la primera sala de simulación de Chubut, una iniciativa que se gestó en las últimas tres semanas.

El acto fue encabezado por la licenciada Raquel Mendieta, jefa del Departamento de Enfermería e integrante del Comité de Docencia del Hospital, quien estuvo acompañada por Miryam Monasterolo, directora del Área Programática Sur (APS); Margarito Opazo, directora asociada del APS; Gustavo Blanco, director del Hospital Alvear; la directora asociada Maite Muñoz; Lidia Blanco, decana de la UNPSJB; Judith Garrido, jefa del Departamento de Enfermería de la UNPSJB; el médico Javier Cáceres, profesor de la carrera de Medicina, y  supervisores del servicio de Enfermería.

 

 

Tras el acto, la licenciada Mendieta explicó al Departamento de Comunicación del APS, cómo surgió esta iniciativa. “Esto comenzó hace tres semanas. El aula la instalamos en un espacio que no se puede utilizar por la situación epidemiológica y porque por algunas cuestiones no está en condiciones. Entonces dijimos la tenemos que ocupar y la aprovechamos con un aula donde tenemos poliductos, y donde se puede desarrollar una situación de simulación perfectamente”, indicó.

Sobre su funcionamiento, la docente sostuvo que “es un aula que se puede utilizar para situaciones educativas de todo el ámbito de salud o no. Es un contexto que imita algún aspecto de la realidad de un escenario sanitario y establece en ese ámbito una situación de simulación que después el educado podrá aplicar en una práctica real, pero no se puede utilizar para internación por una cuestión de infraestructura”, aclaró.

UN TRABAJO CONJUNTO

Para el armado de la sala, que cuenta con tres camas, el Hospital Alvear puso las instalaciones y recursos materiales. Mientras que la universidad colaboró con equipos de simulación que serán utilizados a modo de pacientes. Y el personal de Enfermería se encargó del armado de toda la estructura.

Respecto al equipamiento, la licenciada Mendieta agradeció a la UNPSJB, por su predisposición. “Estos fantomas, que son los muñecos, y nos permiten trabajar en situaciones casi reales. Tenemos torsos, manos y brazos para utilizarlos en punciones en prácticas invasivas y no invasivas. También tenemos un fantoma de una persona real, inclusive en peso y estatura, y una mamá que está embarazada para simulaciones de situación de los partos”.

 

 

 

“Realmente estamos muy orgullosos de esta inauguración porque creo que es el único aula de simulación de la provincia. Y un aula así posibilita que todo aquel que venga a utilizarla se concentre en un objetivo de enseñanza y después pueda reproducir ese procedimiento, con el paciente real”, valoró. 

Lidia Blanco, por su parte, destacó el trabajo conjunto realizado. “Contar con un aula de simulación para que podamos trabajar con nuestros estudiantes, y más aún en tiempos de pandemia, es una tarea muy importante. Cobra valor para todos: para la formación de los estudiantes de las carreras de salud, pero también para los mismos integrantes del Hospital Alvear y del Hospital Regional, porque se pueden realizar todo tipo de capacitaciones o cursos para el personal de salud que necesite mejorar su formación”.

En ese sentido, Blanco aclaró que la UNPSJB por el momento no tiene un aula de simulación.

Sin embargo, hay un proyecto en marcha. Por esa razón valoró aún la puesta en funcionamiento de este espacio. “Esto nos facilita trabajar en forma conjunta en un espacio que recrea un escenario de emergencia. Entonces este aula de simulación en tiempo real es muy importante, no solo para enfermeros, médicos, anestesistas, diferentes especialidades clínicas que siempre han utilizado la simulación antes de atender a las personas. Por eso agradecemos la disposición del director Gustavo Blanco y la licenciada en Enfermería Raquel Mendieta para llevar adelante este proyecto”, sentenció.