Una guerra entre vecinos tuvo un final desagradable

Las guerras entre vecinos pueden terminar en sorpresas, sea para bien como para mal, como pasó en un vecindario en Washtenaw, Michigan, Estados Unidos, donde el conflicto entre dos familias tuvo un final inesperado: un muro de estiércol de 77 metros que afecta a toda la comunidad.

Wayne Lambarth, un residente de ese condado, denunció que su vecino agricultor construyó la cerca después de una disputa que mantuvieron. Y como resultado, el productor ganadero decidió “vengarse” con una pared de excremento de vaca que despide un olor nauseabundo en los días calurosos.

Los vecinos interpusieron una denuncia, pero no sirvió de nada
Los vecinos interpusieron una denuncia, pero no sirvió de nadaCaptura de video

Según reveló Lambarth, normalmente el vecino esparce el excremento por el campo, pero esta vez decidió hacer “una cerca” para dividir de una forma extraña las propiedades. Según se puede ver en las imágenes, el agricultor hizo un cuadrado con el excremento en el medio del campo donde tiene los animales.

El muro es de 77 metros y está hecho dentro del campo del agricultor. La policía acudió al lugar e indicó que "no pueden hacer nada"
El muro es de 77 metros y está hecho dentro del campo del agricultor. La policía acudió al lugar e indicó que «no pueden hacer nada»Captura de video

El abuelo de Lambarth inició la granja hace 100 años, pero el campo con el tiempo se dividió, y el año pasado hubo una disputa sobre los límites de ambas propiedades. Ese habría sido el detonante de la guerra entre las partes, que hoy están enfrentadas por un conflicto que afecta a todos los vecinos.

Hace algunos meses, su vecino apareció concentrando el estiércol cerca de la casa de Lambarth. De acuerdo con una entrevista que brindó a la cadena FOX2, el hombre sostuvo que tiene inquilinos que viven en la casa y que se ven obligados a lidiar con olor de la pared de excremento. “No podés dejar la ventana abierta porque todo el piso de arriba olerá así”, dijo Coyne Gatto quien vive en la vivienda junto a su pareja Jaidyn Schwarzel.

Las propiedades que están más cerca del muro de excremento pusieron una denuncia en la policía
Las propiedades que están más cerca del muro de excremento pusieron una denuncia en la policíaCaptura de video

Consultado por su decisión de llevar a cabo la construcción el agricultor aseguró que “no es un muro de caca. Es una cerca de compost”. Lambart también acudió a la policía para interponer una denuncia, pero los oficiales le dijeron que “no pueden hacer nada porque la construcción está dentro de la propiedad del vecino”.

LA NACION